Siete cosas imprescindibles que hay que hacer en Lviv

Hace poco, el portal de autoridad, VirtualTourtist, ha publicado una lista de las ciudades europeas que sus usuarios –los viajeros de experiencia– aconsejan a visitar este verano. El líder de la atractivita turística es Lviv, una de las ciudades más bellas de Ucrania y el Mundo viejo. En nuestro lugar, hemos escogido siete cosas que hay que hacer en Lviv para aprovecharse por lo máximo posible de la ciudad y sus ventajas.

Contemplar la Ciudad vieja desde el Ayuntamiento

El mirador, localizado en la torre del Ayuntamiento en la plaza Rynok, es uno de los sitios más visitados de Lviv. No es casual, ya que desde aquí se abren las vistas impecables sobre el conjunto arquitectónico inmejorable del casco antiguo de la villa, que representa un museo al aire libre, declarado el Patrimonio de la Humanidad por Unesco.

Ten en cuenta que para admirarse de la Ciudad vieja desde la vista del pájaro tendrás que superar más de 400 escalones. Sin embargo, tendrás la oportunidad de conocer el mecanismo del reloj, uno de los más viejos de Ucrania, fabricado hace un siglo y medio en Viena.

Subir el monte Zamkova

Además, las vistas inmejorables del antiguo Lviv se abren desde la terraza de observación, emplazada en la cima del Monte Zamkova, localizado en el parque Visokiy Zamok (Castillo Alto), en el centro histórico de la ciudad. Esa montaña es una colina artificial, hecha a finales del siglo XIX para conmemorar el aniversario de la unión de Lublin, es la parte más elevada de Lviv. Es mejor ascenderla por la noche y contemplar los panoramas de la ciudad hundida en la iluminación y luz de los últimos rayos del sol.

Aparte de la terraza de observación aquí están las ruinas de la muralla defensiva, restada del viejo palacio, construido en el siglo XIV, la gruta antigua y las esculturas de leones.

Saborear el café de Lviv

Lviv es una ciudad de la cultura de café, cuya aroma se siente desde todas las partes de la villa. Fue el procedente de Lviv, el mercader y militar Georgy Kulchynsky que dio la fama mundial a esta bebida. En el siglo XVII, él levantó el sitio de la ciudad de Viena, y fue galardonado con 300 sacos de café en granos. Entonces, fundó en la capital de Austria la primera cadena de los cafés en el continente.

La visita a los cafés locales, que ya hace mucho convirtieron en una tarjeta de visita de la ciudad, es un punto indispensable del itinerario en Lviv. Aquí te ofrecerán distintos tipos de café, y múltiples modos de su elaboración para complacer tu paladar.

Visitar el Teatro de ópera de Lviv

El Teatro de ópera y ballet de Lviv cuyo edificio es uno de los iconos principales de la ciudad, está considerado uno de los más bellos recintos teatrales de Europa. No obstante, es aconsejable no sólo contemplar sus majestuosas fachadas, e interiores más hermosos, sino conseguir una entrada para el espectáculo. Si no eres muy apasionado por ópera o ballet, o no tienes mucho tiempo, trata de entrar en el recinto para admirarse de sus abundantes decoraciones.

Es recomendable encargar una visita guiada para conocer la historia y las leyendas de ese maravilloso monumento arquitectónico.

Dar un paseo por el Cementerio de Lichakiv

La necrópolis de Lichakiv, catalogado el monumento histórico, es una de las más antiguas de Europa: es más antigua que sus “hermanas”, Père-Lachaise en Paris y Highgate en Londres. Cementerio de Lichakiv es un verdadero museo al aire libre donde en la superficie que abarca más de 40 hectáreas se encuentran a eso de 3 000 lápidas memoriales, monumentos, criptas. Cada uno de ellos es no sólo una obra artística sino un elemento relevante del patrimonio histórico y cultural.

La necrópolis tiene un carácter del parque, ya que cuenta con los pasillos y caminos donde dan los paseos los turistas que tienen ganas de conocer las riquezas arquitectónicas y esculturales del Cementerio de Lichakiv.

A la búsqueda de leones de Lviv

El león es un símbolo de Lviv. Además de ser presente en el escudo de la ciudad, sus representaciones artísticas –más de tres mil esculturas– están emplazadas casi en cualquier calle de Lviv. Para los turistas esa busca puede convertirse en una aventura inolvidable. Una de las figuras más famosas –la del león durmiente– está localizada al lado de la Torre de la pólvora, en el centro histórico de la ciudad. Ese león es una tal mascota de la ciudad: tanto los turistas de Lviv, como los locales tratan de acariciar el león de piedra para que les garantice el futuro feliz.

Pero el recordista de las representaciones escultóricas del icono de la ciudad es el edificio principal de la Universidad nacional ‘La politécnica de Lviv’, ya que los alberga más de cincuenta.

Emprender un viaje en tranvía

Otro icono de Lviv es su tranvía. Lo más característico del sistema, la historia del cual cuenta con más de un siglo, es que está trazado por las calles más bellas del casco antiguo. Ni aun tienes que buscar las rutas interesantes, sólo puedes viajar por la ciudad en tranvía para ver los monumentos más icónicos de Lviv.

Calificación promedia
10
Puntuaciones: 3
Puntuación

 

Haz clic aquí para evaluar
Escriba comentario
Redacta el primer comentario