Vinnitsa

Vinnitsa ocultada entre los campos dorados de cereales y girasoles parece a una perla única que es considerada una de las ciudades más bellas y ricas de la región de Podil. Su atracción principal es la inolvidable combinación de la naturaleza lujosa, abundancia de los monumentos de valor histórico, colorido incomparable y hospitalidad de los ciudadanos.

Vinnitsa se extiende a las orillas pintorescas del río Yuzhniy Bug. La fundación de la ciudad data de 1362 cuando el príncipe lituano Algirdas derrotó a los tártaros que reinaron aquí. Entonces él decidió regalárselas esas tierras a sus sobrinos, Fiodor y Konstantín Koriatovich. Ellos elevaron aquí una fortaleza de madera que luego se amplificó y se convirtió en una ciudad oficial.

En el siglo XV, la ciudad de Vinnitsa formó parte de Polonia y gracias a su posición geográfica acertada, en el cruce de las rutas comerciales, se convirtió en un importante centro de comercios. Pero el auge del desarrollo de la ciudad es, sin duda, el siglo XVIII cuando la ciudad se pasó a las manos del Imperio ruso. El fomento acelerado fue abastecido por el ferrocarril recientemente trazado cerca de la ciudad.

El período de la Segunda Guerra Mundial está estrechamente ligado a los cuarteles militares de Adolf Hitler “Wehrwolf” construidos cerca de la ciudad. Más de 40 mil personas fueron deportadas y fusiladas para acomodar el territorio del refugio de führer. Además, a eso de 15 mil personas que levantaron ese edificio fueron matadas más tarde, ya que Hitler temía que ellos pudieran revelar la ubicación de los cuarteles. En 1944 los cuarteles generales fueron explosionados y, actualmente, se representa sólo un montón de bloques de hormigón que impiden la entrada en búnker. Sin embargo, ese sitio sigue cubriendo con las leyendas y cotilleos y al día de hoy provoca un interés mayor en los aficionados a historia y viajeros ordinarios.

¡Pero el encanto principal de la ciudad de Vinnitsa es su arquitectura maravillosa! Es un placer admirarse de las iglesias y casas elegantes paseando por la ciudad y disfrutar de la atmosfera cómoda e ideal. La calle clave donde está concentrada la mayoría de los monumentos históricos de la ciudad de Vinnitsa, es la calle Sobornaya. Aquí se sitúa el lugar de interés más antiguo de la ciudad “Los muros de Vinnitsa” (Vinitski muri). Es un complejo de la obra de fortificación del monasterio de la orden religiosa Compañía de Jesús cuya edificación se remonta al siglo XVII. Ese conjunto representa las murallas gruesas construidas de ladrillo que rodeaban la iglesia, el colegio y la casa donde vivieron los monjes jesuitas. Luego el monasterio dominicano y la iglesia formaron parte de ese conjunto. Más tarde la iglesia fue reconstruida y se convirtió en la Catedral de Transfiguración (Preobrazhenskiy sobor). Actualmente, es considerada una de las sagradas más bellas de la ciudad de Vinnitsa.

Uno de los edificios del convento jesuita alberga el museo etnográfico cuya colección considerable cuenta con las muestras singulares que gozan de fama internacional. Los más relevantes entre ellos son los objetos raros del período de escitas y el esqueleto de mamut cuya edad alcanza 30 mil años.

Pero, de todos modos, el orgullo turístico de la ciudad de Vinnitsa y su principal adorno es el museo mansión de Nicolai Pirogov, el ilustre científico, inventor de la anestesia y medicina militar. Esa mansión pintoresca, donde el famoso médico pasó sus últimos años de vida, alberga el museo. Aquí se sitúa la casa cuyas salas cuentan con muestras que cuentan la vida y la obra de Pirogov, el museo-droguería y la Iglesia de San Nicolás (Nikolayevskaya tserkov) donde yacen los restos embalsamadas del científico.

Últimamente, en 2011, la ciudad de Vinnitsa obtuvo otro lugar de interés, la fuente flotante musical que es considerado el más grande de Europa. ¡Ahora cada noche los ciudadanos y huéspedes de la ciudad tienen la posibilidad de aprovecharse y admirarse del espectáculo magnífico creado a través de combinación de agua y luz!

Los alrededores de Vinnitsa también provocan el interés. A los aficionados a los deportes extremos aquí atraen las aguas veloces y los rápidos del río Yuznhiy Bug y Dniéster, ya que convienen idealmente para el descenso de ríos. A los aficionados de la arquitectura antigua les despierta el interés numerosos palacios y mansiones. Y los admiradores de música tienen la posibilidad de visitar el mueso de Piotr Chaikovski que está ubicado en la antigua mansión de los mecenas von Meck en la ciudad pintoresca de Brailov.

Los tesoros y bellezas de Vinnitsa son incesantes. Pero, tal vez, lo más principal que distingue la ciudad única es su aura de espiritualidad que cubre a cada uno quien pisa los terrenos de Vinnitsa.

Calificación promedia
10
Puntuaciones: 1
Puntuación

 

Haz clic aquí para evaluar
Escriba comentario
Redacta el primer comentario